Blog Gatos Informativo Perros Prevención

Vacunar a mi Mascota

Ok, tienes a tu nueva mascota; ahora te preguntas, ¿realmente debo de vacunar a mi mascota? Sí estimado amigo, como vacunaría a sus hijos, con esa importancia debería de vacunar a su mascota. Hoy en día, prácticamente no hay excusas para no vacunar a nuestros perros y gatos.

¿Qué son las vacunas?

Las vacunas son productos diseñados para activar respuestas inmunológicas de protección y para preparar al sistema inmunológico para combatir futuras infecciones de agentes que causan enfermedades. Las vacunas estimulan la producción de anticuerpos del sistema inmunológico que identifican y destruyen los organismos que ingresan al organismo y causan enfermedades. Las vacunas brindan inmunidad contra una o varias enfermedades, la cual reduce su gravedad o evita ciertas enfermedades por completo.

¿Por qué es importante vacunar a mi mascota?

Los expertos coinciden en que el uso propagado de vacunas durante el último siglo ha evitado la muerte y la enfermedad en millones de animales. Las vacunas protegen a su mascota de enfermedades altamente contagiosas y mortales y mejoran su calidad de vida en general.

¿Las vacunas garantizan la protección?

Para la mayoría de las mascotas, las vacunas son efectivas para prevenir futuras enfermedades, y solamente en casos muy raros, una mascota vacunada tendrá inmunidad insuficiente para combatir una enfermedad. Es importante dar seguimiento al programa de vacunaciones proporcionado por su veterinario para reducir la posibilidad de una brecha en la protección.

¿Existen riesgos?

Cualquier tipo de tratamiento médico tiene riesgos asociados, pero los riesgos deberían ser sopesados con los beneficios de proteger a su mascota, a su familia y a su comunidad de enfermedades potencialmente mortales. La mayoría de las mascotas responden bien a las vacunas.

¿Por qué los cachorros y los gatitos requieren una serie de vacunas?

Los animales muy jóvenes son altamente susceptibles a enfermedades infecciosas, ya que su sistema inmunológico no ha madurado por completo. Reciben protección a través de anticuerpos en la leche de sus madres, pero la protección no dura mucho y puede haber brechas en la protección a medida que los anticuerpos de la leche disminuyen y su sistema inmunológico continúa su proceso de maduración.

En muchos casos, la primera dosis de una vacuna sirve para preparar al sistema inmunológico del animal contra virus o bacterias, mientras que las dosis siguientes ayudan a estimular más el sistema inmunológico para que produzca una cantidad importante de anticuerpos necesarios para proteger de enfermedades a un animal.

Para brindar una protección óptima contra enfermedades durante los primeros meses de vida, se programa una serie de vacunaciones, generalmente con 3-4 semanas de separación. Para la mayoría de cachorros y gatitos, la vacunación final de la serie se administra aproximadamente a los 4 meses de edad; sin embargo, el veterinario puede alterar el programa con base en los factores de riesgo de un animal en particular.

¿Con qué frecuencia necesita ser vacunada mi mascota?

Muchas vacunaciones brindan una inmunidad adecuada cuando se administran cada cierto número de años, mientras que otras requieren programas más frecuentes para mantener un nivel de inmunidad aceptable que protegerá continuamente a su mascota. Su veterinario determinará un programa de vacunación que sea adecuado para su mascota.

«Recuerde que una serie de vacunaciones incompleta puede causar una protección incompleta lo cual hace que los cachorros y los gatitos sean vulnerables a una infección. «

¿Existen efectos secundarios?

Las vacunas pueden tener efectos secundarios, la gran mayoría leves, los cuales generalmente inician unas horas después de haberla recibido. Si estos efectos secundarios duran más de uno o dos días, o le causan una incomodidad significativa a su mascota, es importante que se ponga en contacto con su veterinario:

  • Incomodidad e inflamación local en el sitio donde se aplicó la vacuna
  • Fiebre leve
  • Apetito y actividad disminuidas
  • Estornudos, tos leve, nariz congestionada u otros signos respiratorios pueden presentarse de 2 a 5 días después de que su mascota reciba una vacuna intranasal

Se pueden presentar otros efectos secundarios más serios pero menos comunes (como reacciones alérgicas) después de unos minutos a unas horas de haberse aplicado la vacuna. Estas reacciones pueden poner en riesgo su vida y son emergencias médicas. Busque atención veterinaria de inmediato si se desarrollan alguno de estos signos:

  • Vómitos o diarrea persistente Diarreas
  • Piel con picazón que puede verse abultada (“urticaria” )
  • Inflamación del hocico y alrededor de la cara, cuello u ojos
  • Tos severa o dificultad para respira
  • Colapso

 

Se puede presentar una inflamación pequeña y firme bajo la piel en el sitio de una vacuna reciente. Debería comenzar a desaparecer en un par de semanas. Si esto persiste por más de tres semanas o si parece estar más grande, debería contactar a su veterinario.Siempre informe a su veterinario si su mascota ha tenido reacciones previamente a cualquier vacuna o medicamento. Si tiene dudas, tras aplicarle la vacuna, espere de 30 a 60 minutos antes de llevarse a su mascota a casa

Fuente: AVMA

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.