Con el aumento de las temperaturas muchas especies animales y vegetales reactivan sus ciclos vitales pudiendo causar reacciones en nuestros amigos peludos. Pero cuando vemos una lesión en la piel de nuestro perro, ¿cómo podemos diferenciarla de las miles de variantes que pueden afectarle? Tenemos parásitos externos como pulgas o garrapatas, alergias cutáneas por contacto con plantas en floración o nuevas en nuestro ambiente. Así como hongos como la tan común y temida tiña.

Vayamos por partes, a menos que tengamos un veterinario en la familia al cual podamos recurrir con nuestra duda deberíamos ir a un veterinario para que realice el diagnóstico diferencial en nuestra mascota. Muchas veces mediante la simple observación puede llegar al diagnóstico pero en otros casos, deberá realizar un raspado en alguna de las zonas lesionadas y la observación en un microscopio para tener con exactitud, el nuevo huésped en nuestro perro y de esta forma, encarar el tratamiento adecuado.

Síntomas de los hongos en perros

Lo primero que debemos tener en cuenta es que independientemente del tipo de hongos que estén afectando a nuestro perro, estaremos frente a una afección tópica, debido a que los hongos primero colonizan y luego se reproducen en las capas superficiales de la piel. Los síntomas pueden variar pero principalmente debemos estar alertas en los siguientes ítemes:

  • Picor constante.
  • Pérdida de pelo en zonas determinadas.
  • Piel descamada de diferentes formas como caspa blanca o negra.
  • Piel inflamada, enrojecida o con induraciones.
  • Cambios de color en la piel sin pelo.
  • Puede haber lesiones en las uñas.
  • En casos muy extremos le observaremos ansioso y muy molesto.

Diagnóstico de los hongos en perros

Examen con lámpara de Wood

El diagnóstico que realizará el veterinario es muy sencillo. Primero, ante la inspección ocular de las lesiones puede, utilizar la Lámpara de Wood que genera una fluorescencia ante la presencia de los ácaros, que en el 50% de los casos es positivo. Estas serán las lesiones elegidas para seguir con la evaluación.

Las muestras siempre se toman de la periferia de la lesión, si tiene muchas, se elegirá la más representativa o más nueva para evitar contaminaciones. En general, las más antiguas son las más contaminadas. Pero para seguir reduciendo esta posible contaminación, limpiarán la zona con algún desinfectante previo a la extracción de la muestra.

Las muestras suelen ser de pelos, uñas o piel. Las más comunes son pelos y piel. Los pelos se suelen arrancar para obtenerlo completo y no cortado; la piel se raspa en la periferia ya que normalmente en el centro tenemos inflamación y la muestra no sería tan representativa.

Una vez obtenida correctamente la muestra por el veterinario, los procedimientos que pueden utilizarse son: el examen directo al microscopio que genera muchas dudas y falsos positivos por lo que no es el método más usado y los cultivos. Estos últimos son los más habituales para el diagnóstico preciso ya que se lo enfrenta a los posibles antibióticos para ver a cuales son resistentes y a cuáles no. Muchas veces este método debe ser enviado a laboratorios ya que la veterinaria no siempre está equipada con todo lo necesario y podría demorar el resultado unos días.

Consejos a tener en cuenta si nuestro perro sufre hongos

Ya hablamos de que ante la presencia de alguno de éstos síntomas debemos acudir a un veterinario para un correcto diagnostico ya que existen muchas patologías que comparten síntomas. Algunas medidas que podríamos tomar hasta poder acudir al veterinario, serían:

  • No bañar al perro muy seguido ya que eso genera un ambiente ideal para que sigan proliferando los parásitos.
  • En el caso de tener más animales en casa o niños, intentar que no duerman juntos, compartan mantas o ropa ni cepillos, ya que estaríamos fomentando el contagio.
  • Existen hongos que se pueden transmitir al ser humano, como la tiña, por lo que debemos higienizar nuestras manos en forma exhaustiva.
  • Si viajan en coche o suben al sillón, colocar mantas y lavarlas con regularidad.

Tratamientos posibles para los hongos en perros

  • Tratamiento alopático o convencional: corticoides y/o antibióticos. Ketoconazol es el medicamento de mayor uso en este tipo de enfermedades. Se lo encuentra en forma de lociones o pomadas y, en su variante por vía oral. Insisto que solo su veterinario puede recetarlo e indicarle el uso más apropiado en cada caso, según gravedad del animal.
  • Tratamiento homeopático: no hay medicamentos exclusivos para estos problemas pero sí puedo decirles varias cosas que los motivarán a elegirlo. Este tipo de enfermedades se provocan por una baja de defensas de nuestro animal, convivimos con estos agentes patógenos diariamente, pero no siempre llegamos a enfermar. Por lo que si sacamos su medicamento de base lo ayudaremos a encontrar el equilibrio nuevamente y a que no vuelva a enfermar ni por hongos ni por otras patologías.
  • Flores de Bach: existen 38 flores diferentes según el estado de ánimo de nuestra mascota, no es lo mismo el animal que ante una enfermedad se deprime que el que está con ansiedad por los picores que está sufriendo. Por lo tanto, consultar con un terapeuta floral veterinario o su propio veterinario si conoce del tema.
  • Alimentación saludable: una buena dieta ayudará a tu perro a estar con las defensas altas para enfrentarse a cualquier patología que se presente ante él. Son cambios progresivos pero a futuro ayudará en la vida de tu mascota.

Como verán tenemos varios tratamientos posibles ante estos hongos y algunos consejos que les serán de utilidad para que su mascota esté nuevamente feliz y pleno. Realizar una limpieza completa del ambiente para eliminar esporas que vuelvan a infectar a mi mascota, limpiar o eliminar todos los objetos que hayan estado en contacto con mi animal y lavar nuestras manos de forma periódica.

El contagio de hongos de perros a personas

Entre las distintas enfermedades que puede transmitir un perro a un ser humano encontramos los hongos, que bien pueden contagiarse a un ser humano, entre perros e incluso entre distintos tipos de animales, como gatos o cobayas. Puede producirse por contacto directo o mediante objetos que contengan los agentes que provocan esta enfermedad, generalmente por la descamación o los pelos.

Tratar los hongos de tu perro no es únicamente importante para su salud, sino también para la tuya y la de los miembros de tu familia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.