Andrea Martínez, quien vive en el condado de Davis, en el estado de Utah (Estados Unidos), aseguró que un veterinario eutanizó a su perro salchicha equivocadamente.

Ziggy tenía problemas respiratorios y no digería bien el alimento, por lo que requería una cirugía para eliminar una obstrucción en sus intestinos, de acuerdo con al canal KUTV, afiliado a la CBS.

A raíz de su enfermedad, Martínez decidió llevarlo al veterinario, donde les confirmaron que el perro debía ser operado y que, al finalizar el procedimiento, se comunicarían con la familia.

La llamada llegó, pero no precisamente para dar buenas noticias.

Según informó la veterinaria, mientras el doctor operaba a Ziggy se dio cuenta de que el proceso iba a requerir de más tiempo y dinero, por lo que decidió informarle a la familia.

Sin embargo, terminó llamando al dueño equivocado, quien, pensando que se trataba de su mascota, decidió no continuar con la cirugía y aplicarle la eutanasia.

El veterinario lamentó lo sucedido y explicó, según KUTV, que su error fue llamar al dueño de un perro que tenía el mismo nombre de la mascota de Martínez.

«Era nuestro bebé. Era el mejor amigo de mi hija. ¿Cómo le dices a una niña de seis años que su mejor amigo murió?», dijo al medio local.

El diario argentino Clarín, por su parte, relató que, a través de una publicación en Facebook, Martínez expresó que se sentía triste de que un extraño hubiera decidido sobre el destino de su mascota. «Me robaron la opción de decir «lo intenté todo»».

La dueña manifestó que no llevará el asunto más allá.

«Fue un error honesto, ellos (quienes tomaron la decisión) creyeron que se trataba de su perro. Ziggy estaba realmente enfermo y, por si situación, no estoy segura de que hubiera vivido más tiempo”, sostuvo.

A pesar de lo sucedido, la mujer señaló que el veterinario se disculpo por su error, no cobró nada y pagó por la cremación. Además, le dio una urna para las cenizas del Ziggy.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.