Los terremotos y temblores que han afectado la Isla, principalmente a la zona suroeste, en las pasadas semanas nos mantienen intranquilos, preocupados y preparando los planes y las mochilas de emergencia para poder enfrentar la situación de la mejor manera en que podamos. Las mascotas, al también ser miembros de la familia, deben ser parte de estos preparativos y contar con los artículos o medidas necesarias para protegerlos y mantenerlos seguros durante la emergencia.

Lo más importante es mantener a nuestra mascota identificada en todo momento con un collar y una chapa donde se indique el nombre del animal y la información de contacto de sus dueños. Tiende a ser común que las mascotas que pasan todo su tiempo dentro del hogar no tengan puestos sus collares con la identificación correspondiente. Durante una emergencia, esto pone la mascota en aún más riesgo.

Las mascotas se pueden identificar con una medalla o chapa que cuelgue del collar o con una chapa que se desliza por el collar y queda pegada a la correa. Estas chapas se pueden conseguir en tiendas especializadas de mascotas o incluso se pueden ordenar por internet.

El segundo paso debe ser preparar la mochila o el bulto de emergencias para la mascota con suministros para aproximadamente una semana. Este bulto debe contener comida, los medicamentos que utiliza el animalito, una frisa, algún juguete, una foto de la mascota y copia de su récord veterinario que incluya evidencia de la vacunación. La foto le ayudará a iniciar la búsqueda de su mascota si esta se perdiera durante la emergencia, y la evidencia de vacunación ayudará a que le permitan la entrada sin contratiempos a los refugios o clínicas veterinarias.

Los refugios en Puerto Rico permiten la acogida de personas con sus mascotas, pero es importante que el guardián de la mascota tenga una jaula de transporte o ‘kennel’ para la misma, pues la mascota debe estar suelta en el refugio. A veces es mejor tener a la mascota en el ‘kennel, durante la emergencia porque le da seguridad y protección, particularmente a los gatos.

En el bulto de su mascota, puede incluir suplementos tranquilizantes, pero piénselo bien antes de usarlo durante la emergencia, pues lo mejor es tratar de mantener la calma en lo posible y transmitirle alguna sensación de seguridad al animalito. Darle un tranquilizante a la mascota cuando esta está demasiada agitada no tendrá el efecto deseado; ya está con los niveles de ansiedad muy altos. En ese momento, lo mejor que podemos hacer es tener los preparativos listos para poder responder rápidamente y evitar mayores contratiempos durante una emergencia.

El Sasfapr es una organización sin fines de lucro dedicada al bienestar animal que no aplica la eutanasia; somos lo que se conoce en inglés como un ‘no kill shelter’, y necesitamos ayuda para poder costear nuestra labor de amor. Si deseas realizar un donativo, puedes hacerlo por ATH Móvil al 787-612-8587, por Paypal a info@sasfapr.org o enviando un cheque por correo regular a PO Box 538 Boquerón PR 00622-0538.

Para más información sobre nosotros, puede visitar nuestras redes sociales -Twitter (@SASFAPR), Fanpage en Facebook (Santuario de Animales San Francisco de Asís, Inc. / @sasfapr), Instagram (santuario.sasfapr)-, blog en WordPress (www.sasfapr.wordpress.com) o visitar nuestra página web (www.sasfapr.org). Para información adicional, puede escribirnos a info@sasfapr.org / 787-612-8587 (solo mensajes de texto).

(Por Stella Ramírez, vicepresidenta del Sasfapr)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.